Feeds:
Entradas
Comentarios

Recientemente se ha vuelto a oír sobre los neumáticos “verdes”, cuyas innovaciones tecnológicas reducen la cantidad de combustible por distancia recorrida y los hacen más duraderos, espaciando el proceso de renovación.

Esa es, en síntesis, la contribución ecológica de este sector. Pero ¿qué pasa con millones de cauchos que día a día caen en desuso en el mundo? En la mayoría de los países este desecho va directamente a la basura sin ningún tratamiento. En Venezuela existe una red de personas que los recolectan para “reencaucharlos” y venderlos como productos de segunda, pero también muchos los queman para extraer el cuerpo de acero que tienen y vender el metal, originando contaminación atmosférica (dióxido de carbono, azufre y otros elementos químicos que después respiramos).

Existen otras maneras de reciclar neumáticos

Un ejemplo a copiar

España es un buen modelo. En este país, desde el 2006, está en vigor un decreto que obliga a los fabricantes de neumáticos a reciclar los mismos. El objetivo actual es que se aproveche casi un setenta por ciento del material y lo mínimo posible vaya a los basureros.

 Esta organización subcontrata a recogedores que van por los talleres buscando los cauchos y a su vez los llevan a plantas de valorización como la empresa GMN, Gestión Medioambiental de Neumáticos S.L. entidad que gentilmente suministró esta información. El comercio se establece con países como Brasil, Bolivia, Rumania, naciones de África, o la misma España, a donde se venden los neumáticos para reencauchar. Los que están en mal estado se trituran para valorización material y uso posterior (rellenos, césped artificial, asfaltos, etc). o con finalidad energética (quemar en cementeras).

 Usos del caucho tras el reciclado.

La primera fase de la recuperación es la separación de los materiales para luego moler el caucho. El resultado en partículas puede ser empleado para elaborar mezclas asfálticas que servirían para posteriormente construir carreteras. También se pueden obtener de esta labor de reciclaje: alfombras, mosaicos de goma para caminerías y parques, materiales de fabricación de tejados, aislantes de vibración.

Otra manera es implementando  el caucho reciclado para el diseño de campos de juego, suelos de atletismo o pistas de paseo y bicicletas y hasta material impermeabilizante para la jardinería o cultivos en terrazas de apartamentos. En Colombia algunos diseñadores han experimentado con zapatos, bolsos y otros artículos de uso personal.

Las ideas son infinitas y se han hecho reales en otras latitudes.

Lima alcanza el nivel “promedio” en dos temas: energía y CO2, y transporte. Mientras que en agua, calidad del aire, uso de la tierra y edificios, desechos, saneamiento y gobernanza medioambiental varía entre las dos peores calificaciones.

Los datos fueron recogidos por un equipo de la EIU (Economic Intelligence Unit) y Siemens entre abril y junio de 2010, tomados directamente de fuentes oficiales, como oficinas de estadística nacionales y regionales, autoridades locales de la ciudad, compañías locales de servicios públicos, oficinas municipales y regionales del medio ambiente y ministerios del medio ambiente

Para más información visite Clima de Cambios (PUCP)

Solarball es un innovador proyecto de un estudiante de diseño industrial de la Universidad de Monash (Australia). Jonathan Liow desarrolló este prototipo como parte de su proyecto de fin de carrera, sin sospechar que se convertiría en un éxito en las ferias de diseño.

Esta esfera plástica es capaz de producir hasta tres litros de agua potable por día, solo por medio de la absorción de la energía solar.

Su funcionamiento  logra que el agua sucia en su interior se evapore, dejando en el fondo las impurezas. El agua evaporada se condensa dentro de la esfera, almacenándose en un depósito interior y lista para el consumo.

Solarball es un ingenio solar que sorprende por su simpleza y por su utilidad.
Para más información: Everde

Un afiche multicolor da cuenta de un nuevo proyecto inmobiliario en Surco, uno de los grandes distritos de Lima, donde las obras han hecho sombra a las menudas casas y en especial a la gran residencial en los Álamos. Eso no es todo, otro afiche multicolor muestra también la ira y el hartazgo de la gente residente en los Álamos. Para ellos, los inmuebles y el boom que se lleva desde hace años debe cesar en el distrito de Santiago de Surco. Los vecinos ahora están en una zona donde el agua y el desagüe están colapsando en todos los alrededores del distrito.



El boom inmobiliario ya colapsa en la zona de Surco


Que poco queda de aquella zona residencial en la que el verde, el silencio y las casonas rodeaban al cálido cerro boscoso de Surco. Para Mario Ojeda, dirigente vecinal en los Álamos durante más de 5 años, la zona residencial se ha vuelto un terreno y una zona donde la invasión inmobiliaria ha hecho lo que ha deseado en los últimos años.

“Se han construido departamentos de más 10 pisos, se han intentado edificar universidades de pregrado y se edificó el Centrum, centro de negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú, hace unos años”, enfatiza el dirigente. Para el residente, la zona residencial se ha vuelto un caos a causa de los permisos de la alcaldía y de lo sproyectos inmobiliarios que fueron del visto bueno de los alcaldes, debido al ingreso económico y la influencia de más moneda en las arcas de la municipalidad.

Mario Ojeda tiene una residencia en la calle Herraje Mz. P, Lote 19 Urb. Álamos II. Su casa es de gran envergadura y de cientos de metros cuadrados. Antes el espacio, la comodidad y el descanso calmaban sus largas jornadas de trabajo como médico cirujano. Sin embargo, ahora todo es diferente para él. “La zona ha colapsado y los vecinos ya están impacientes por mejorar y porvolver a disfrutar de una zona de confort y de descanso. Los Álamos de Monterrico ya se encuentra totalmente consolidada y se ha restringido el otorgamiento de permisos para nueva construcciones, en tanto no haya una capacidad suficiente para la dotación de servicios básicos” se refiere.

Asimismo, Ojeda afirma ya no se puede permitir que las inmobiliarias construyan más departamentos. Para el dirigente vecinal, muchas veces tienen que venir cisternas a abastecer el consumo y la culpa han sido de los permisos que han otorgado los alcaldes para que esta zona residencial colapse. “Es indignante y a veces irrisorio que nosotros hayamos pagado tanto para estar en una zona tranquila y de un buen ambiente, para luego tener ver que nuestros sistemas de agua y desagüe colapsen”, indicó.

Las viviendas en Surco ya colapsan

“Usan nuestras normas cuando les conviene y usan sus decretos para dar legalidad a las licencias. El permitir construir edificios en Los Álamos con más pisos de los permitidos por las normas provinciales no es moral ni ético. Por ejemplo, donde la zonificación no permite más de tres pisos, hay construcciones de hasta once pisos”, enfatiza.

Para el arquitecto y urbanista, Sharit Kahat, si bien todo distrito debe crecer hacia arriba, esto debe ir de la mano con una adecuada ampliación de servicios (agua, desagüe y un plan de mitigación del tránsito), además de encontrar un justo equilibrio con los vecinos que compraron sus predios en zonas de poca densidad. “Si bien la aprobación de los proyectos inmobiliarios es tarea de las comisiones técnicas asignadas por el Colegio de Ingenieros y el de Arquitectos a su comuna, también debe velar por los intereses de sus ciudadanos. La expansión del concreto no constituye sinónimo de desarrollo o calidad de vida”, señaló el arquitecto.

Datos

Cabe destacar a la hecha que la gestión anterior de Juan Manuel del Mar impulsó una verticalización salvaje y hoy, a los múltiples casos de atropellos inmobiliarios, como en las urbanizaciones de Los Álamos, se ha sumado la intención del club El Bosque de abrir una sede en la urbanización Club Golf Los Incas, según la revista Caretas el día 24 de marzo del 2011.

Según Capeco, solo en Surco las inversiones detenidas alcanzan los US$ 200 millones, informó el presidente del Comité General de Obras de Edificación del gremio constructor, Humberto Martínez, según RPP el día 30 de Marzo del 2011.

Slide de polución de suelos en Lima. Actualmente cada día vemos contaminada nuestra ciudad por la cantidad de desechos químicos y poco ciudado de los habitantes que residen en la misma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La contaminación ambiental cada día ataca más a la ciudad de Lima. Smog, nubes grises, ríos negros y sucios, redes de desagues contaminan y afectan a los residentes de esta metropoli. La misma que crece en número de habitantes, autos y sobre todo, consumidores. Consumidores y habitantes que ya no pueden habitar con la comodidad y cuidado que debería tener una calidad de ciudadano promedio.

Ahora, sólo queda reducir la contaminación que tanto hemos creado

Para la contadora Inés Marqués Sanabria (50), la contaminación visual (paneles, letreros y propagandas) que rodean a  su vivienda de Santa Anita generan demasiado estrés e incomodidad  por el mismo hecho que las publicidades de restaurantes, tiendas y puestos de trabajo captan demasiada atención de la vista e inclusive no permiten ver los alrededores del pasaje y el distrito. Además de generar un mal aspecto, también malogran la calidad de vida del ciudadano, pues ya no puede tener una visión panorámica de sus alrededores y le irrita los ojos y siente que vive en espacios más reducidos por momentos.

Actualmente, la señora Marqués ha vivido por más de 10 años en el pasaje Los Faisanes 109 en el distrito de Santa Anita, pero ahora los letreros que rodean a su casa son incontables. Letreros blancos, celestes, rojos y de letras de todos los colores, volantes de conciertos, de avisos y de empleo pegados en los postes tampoco son ajenos a ella y a su residencia de los faisanes.

“Yo ya no puedo ver hacia la calle por la cantidad de letreros que tengo junto a mi ventana y la municipalidad a pesar de mis reclamos no ha hecho nada al respecto para reducir esa cantidad de publicidades y de letreros en el pasaje. ¿Qué tengo que hacer? ¿Largarme?” declara.

La contadora piensa que estos avisos de servicio técnico, ecografías y de anuncios con relación a la belleza y los problemas de salud, deben reducirse al sólo aviso encima de la fachada o de la puerta. Para ella es el colmo que cada día se tengan que crear avisos más grandes para captar la sola atención del cliente, sin importar que vecinos del distrito todavía residen por el pasaje, el cual fue pasando de zona residencial a zona comercial, como muchas zonas en la ciudad de Lima.

“Los carteles generan un mal aspecto a todo el vecindario. Lo hace más  desordenado, y si bien es cierto existen varios negocios cerca, los carteles  se deberían carteles moderadamente y así no habría problema. Esto ocurre siempre y en campaña electoral aún más”, enfatiza.

Para el neurólogo, Pedo Luis Castelares, estos continuas visiones y cercanía con el impacto visual pueden producir lesiones cerebrales y alteraciones en el comportamiento: ansiedad, depresión, psicosis, bajo rendimiento laboral, conflictos emociones en el hogar y trabajo, son algunos de los problemas que puede causar el impacto visual en el cerebro de la persona.

Asimismo, no sólo emocionalmente, sino también físicamente atacaría al cuerpo. Para el neurólogo y el psiquiatra Jeremy Holmes, la contaminación visual ataca a los músculos miofasciales del rostro y cefaleas (dolores de cabeza) más frecuentes que el estrés mismo. Asimismo, el estrés eleva los niveles de cortisona, creando infecciones crónicas en  el cuerpo que pueden producir efectos y síntomas más graves mucho más graves que una simple depresión.